Músicos con problemas auditivos

“El silencio es el ruido más fuerte, quizá el más fuerte de todos los ruidos.”

Miles Davis

Hace un par de meses, esperábamos un amigo y yo ver tocar a un grupo de auténtico Rock n´Roll, llamado The Boo Devils en Málaga. Nos encontrábamos fuera del local y los componentes del grupo salieron a fumarse un cigarrillo. Fue curioso (nunca me había fijado en este detalle), de que todos llevaban tapones en los oídos. Al preguntarles por los tapones, ellos me respondieron que era lo mejor que habían hecho, que ante tanto ruido, evitaban problemas auditivos y que para nada les afectaba a la hora de tocar, al contrario, al acabar los conciertos podían seguir en la sala sin que nada les afectara a su escucha. Acabaron poniendo patas arriba al local.

Revisando un poco sobre artistas relacionados con la música, descubro una lista de cantantes, componentes y compositores que sufren o han sufrido problemas auditivos. Algunos, ya fallecidos, otros que por su salud se han tenido que retirar y otros, que han tenido que verse obligados a cuidar sus oídos para seguir con sus carreras musicales.

El pasado 26 de Abril, se conmemoraba el Día Internacional de la Concienciación Sobre el Ruido. Una de las noticias destacadas del día, la daba la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL – CCC) avisando, de la exposición de manera continua, de cerca de la mitad de los jóvenes ( de 12 a 35 años de edad) a niveles de ruido perjudiciales para su salud.

Los jóvenes de ahora (y los no tan jóvenes también) escuchan por sus auriculares la música de sus móviles o reproductores de música durante mucho tiempo seguido y muchas veces por encima del volumen recomendado. Y no solo eso, en las salas de música en vivo, conciertos, discotecas, bares etc etc, los decibelios pueden llegar a estar por encima de lo que puede soportar el oído humano. De hecho, si se superan los 100 decibelios (la ley permite en las discotecas superar los 90 dB y como máximo de 105 a 110 decibelios) existe la posibilidad de pérdida inmediata de la audición. Muchos, han llegado a salir de un local o concierto con cierta pérdida auditiva o con un pitido continuo. La advertencia por parte de los médicos es que si escuchamos música a 100 dB no deberíamos de hacerlo más de 15 minutos al día y si lo hacemos a 110 dB solo un minuto, si, 60 segundos como máximo al día.

Los expertos, recomiendan 60 x 60. Es decir, 60 minutos al 60% del volumen. Otro dato curioso, es que la pérdida auditiva asociada a la edad, antes se daba en personas a partir de los 60 años, y ahora estos pacientes comienzan a partir de los 40 años.

Después de informarme y escribir este articulo, no dejaré de asistir a un concierto o festival sin tapones especializados para ello.

Bedřich Smetana

Es por todos conocido, que Beethoven era sordo. Bedřich Smetana, también lo fue. En el año 1874, con cincuenta años de edad, Smetana se quejaba de tener los oídos tapados y mareos continuos. Más tarde, “sentía un golpeteo e intenso silbido en la cabeza, día y noche, sin cesar, como si estuviera de pie debajo de una enorme cascada”, describiendo así, síntomas del tinnitus y que acabó en una sordera de ambos oídos.

Smetana, compuso Má vlast (Mi Patria), un conjunto de seis poemas sinfónicos en los inicios de su sordera, dedicados a la ciudad de Praga. El empeoramiento de su salud no le impidió realizar su obra más conocida y popular, Vltava (Moldava).

Bedřich Smetana dejó una descripción sobre la obra:

“La composición describe el curso del Moldava: el nacimiento en dos pequeños manantiales, el Moldava Frío y el Moldava Caliente, su unión, el discurrir a través de bosques y pastizales, a través de paisajes donde se celebra una boda campesina, la danza de las náyades a la luz de la luna; en las cercanías del río se alzan castillos orgullosos, palacios y ruinas. El Moldava se precipita en los Rápidos de San Juan, y después se ensancha de nuevo y fluye apacible hacia Praga, pasa ante el castillo Vyšehrad, y se desvanece majestuosamente en la distancia, desembocando en el Elba.”

Elijo esta canción, porque para mí es muy significativa. El verano pasado tuve la ocasión de navegar junto a mi hija por el famoso río. Recordaba las palabras de mi padre, gran aficionado a la música clásica, que me insistía (aún lo sigue haciendo) muchas veces en la belleza de la obra del compositor checo de como Smetana cuenta el curso del río Moldava en esta solemne obra.

Ryan Adams

En 2004 el cantante y productor estadounidense Ryan Adams, canceló su gira tras sufrir una caída del escenario y romperse la muñeca en un concierto en Liverpool. Lo que nadie esperaba es que llevaba varios años luchando contra el tinnitus, con mareos, vértigos y pérdida auditiva. A Ryan Adams le diagnosticaron la Enfermedad de Ménière, un trastorno del oído interno que puede causar mareos tan intensos que provoquen la pérdida del equilibrio y caída (aunque no está claro el motivo de la caída).

“Fue un ruido abrumador que nunca se detuvo en el oído izquierdo”, dijo en una entrevista “ En un buen día, sonaba como el viento aullaba y había una sirena. En un mal día, sonaba como si estuviera de pie en frente de un motor a reacción “.

Esto, le llevó a Adams a tomarse unos años de descanso para tratarse de la grave afección. Durante ese periodo, se dedicó por entero a la búsqueda de un tratamiento para paliar el deterioro de su enfermedad. De hecho, Ryan Adams a pesar de tener un 50% de pérdida de audición, reconoce que se ha formado a si mismo, sin tener que escuchar su tinnitus y dejando el tabaco y el café. Consciente de su enfermedad y de su pasión por la música parece haber logrado controlar su enfermedad.

El tema en cuestión que os dejo, es sobre su último álbum, Prisoner. Sus problemas auditivos no han mermado su carrera musical, y aún puede deleitarnos con grandes temas como este.

Colin Greenwood

El bajista de Radiohead, Colin Greenwood, sufrió la pérdida de la audición y tinnitus durante la grabación del álbum In Rainbows. El problema surgió al usar un tipo de auriculares incorrectos durante la grabación.

Colin, reconoció que vivió una pesadilla. Aunque ha recuperado la mayor parte de la audición, sin tener que sentir la sensación de estar hablando con alguien como si estuviera debajo del agua, el tinnitus permanece, sintiendo continuos silbidos.

El disco, In Rainbows, lanzado en 2007, fue toda una revolución para la industria musical. Al grupo de Oxford se le ocurrió la idea de que si alguien quería su disco, podía pagar lo que quisiera y llevárselo. En esos momentos, la piratería era la manera habitual de hacerse con cualquier disco en unos segundos. A Radiohead no le salió mal la jugada, solo un tercio lo descargó gratis, y en formato físico, superó en ventas a su anterior álbum “Hail To The Thief”.

Neil Young

Cuando estaba grabando su disco Weld, Neil Young comenzó a tener síntomas del tinnitus. Weld era un disco salvaje, donde hacía  un repaso por sus mejores temas en directo con cierto toque “sucio y ruidoso”. Llegando a superar canciones de 8 o 10 minutos e incluso 14 minutos para la interminable Like A Hurricane que con su guitarra dejaba inmóviles a los presentes a base de guitarrazos y en la que el batería no sabía cuando iba a parar el “atormentado” de Young, dejando para la posteridad, uno de los mejores Like a Hurricane en directo. El “Padrino del Grunge” se identificaba con este sonido tan característico que comenzaba a sonar como un nuevo estilo musical allá por el año 1991.

Al año siguiente, Neil Young firmó Harvest Moon. Según sus palabras, necesitaba sonidos más suaves y no querer escuchar sonidos tan fuertes. El tinnitus hacía mella en el músico canadiense. Haciendo del Harvest Moon un disco calmado y sosegado.

Neil Young, sigue actuando en directo con la misma fuerza a pesar de su edad.

Chris Martin


La razón por la que Chris Martin atribuye a su pérdida de audición y tinnitus, es al uso continuado de los auriculares al máximo volumen desde que era pequeño.
“El cuidado de los oídos es algo que desgraciadamente uno no piensa hasta que no se tienen problemas en ellos”

En una entrevista, Chris Martin, reconoce que le calma el usar tapones a medida. Y cuando siente los acúfenos, intenta no entrar en pánico. Según sus palabras, cree que el estrés lo amplifica.

Martin, llegó a liderar una campaña benéfica llamada “Acción sobre la perdida de audición” en la que instaba a los fans de la música a protegerse los oídos de la exposición a la música alta.

En 2012, reveló que llevaba 10 años con problemas en sus oídos. Afirma, que si no hubiese puesto en manos de expertos y tomado medidas de protección para sus problemas auditivos, a día de hoy a lo mejor no hubiera podido seguir viviendo de la música como lo hace actualmente.

La canción, es por la originalidad de su video.

“Dedicado a las chicas que no se chocan al entrar”

Anuncios

Un comentario en “Músicos con problemas auditivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s